…Continued…

El dispositivo del psicodrama posee los conocimientos necesarios para crear la atmosfera de contención y lograr un recorrido seguro, por entre los avatares de la psique humana y el rol en situación. “El objetivo del teatro terapéutico, dicen Sánchez y Pérez no es la representación de un texto dramático, sino la representación de la vida, los conflictos personales o sociales, o incluso, hechos de crónica. Para Moreno el grupo es de gran importancia, ya que, además de considerarlo agente terapéutico, él estaba convencido de que transformando a los pequeños grupos se podría transformar a la sociedad. Esto mueve su interés por estudiar al grupo y las relaciones y fuerzas que lo motivan”. (Sánchez y Pérez: 2007: s/n) 

       La práctica del teatro terapéutico con grupos hace posible mirar la acción de los roles, eso que se definía anteriormente de lo privado y lo público, queda muy presente en el arsenal de herramientas técnicas y estrategias del especialista. Moreno tiene un concepto muy singular sobre el significado del rol, siendo este un concepto que aclara la mirada del conductor de teatro playback a la hora de recibir de la boca del narrador,  la historia, o al mirar y escuchar a la audiencia, el público se expresa con silencio, con el cuerpo, frases, risas, tristeza, entre otros. Dejan que se manifieste el rol y, por consecuencia actúan la denominada unidad experiencial que hace perceptible, observable y modificable al comportamiento. “Moreno hace referencia a un modelo relacional para interpretar las dinámicas psicológicas tanto individuales como colectivas y atribuye al rol el valor de unidad experiencial imprescindible que hace perceptible, observable y modificable la relación y la situación interpersonal”. (Moreno: en Boria 2001: 39)

       A que nos referimos con todo esto, sigamos con la lectura de algunos ejemplos de trabajo con el dispositivo de teatro playback y veamos cómo se pone en juego los  conceptos arriba definidos:

       Presentación en el Hospital Psiquiátrico de México[1]; la compañía realizó su trabajo frente a un grupo nutrido de pacientes psiquiátricos y sus familiares, así como pasantes de psicología, médicos psiquiatras y enfermeras. La primer historia es compartida por Mauricio, un joven de 26 años con diagnóstico de esquizofrenia, él expone su historia: “Hay un bosque y se miran varios venados corriendo, de repente un cazador se hace presente y empieza a dispararles, los venado, todos juntos corren a esconderse, el cazador se desconcierta y  pierde su presa”. Mauricio elije a los actores que van a desempeñar los roles, la técnica que se realizará es “escena clásica”. Los actores desempeñan los roles, el cazador se mueve torpemente y los venados logran escapar. Mauricio no queda convencido con la representación. El conductor le pregunta qué le hizo falta a la representación, él responde que ¡los venados estaban todos juntos!. Ahora el conductor pide a la compañía que repita el trabajo, pero ahora con la técnica de “tablo sencillo”. A través del cuerpo de los actores, se expresan movimientos que se congelan casi al momento de iniciar, emitiendo un movimiento audaz y profundo. Mauricio mira la construcción del tablo sencillo y emite un sonido triunfal de aceptación, “así es“. El conductor le agradece, sin dejar de sentirse sorprendido por la experiencia.

Comentarios:       

       La actividad inicial denominada caldeamiento fue asignar a los presentes la tarea de colocarse con sus sillas, para crear un dispositivo de teatro; audiencia y foro. En esta preparación para la acción, tanto actores como conductor tuvieron la oportunidad de prepararse, concentrar su energía para la función. Fue evidente que había familiares y pacientes, todos reunidos en el mismo lugar. El fenómeno grupal denominado por Moreno “sociometría” se fue activando espontáneamente ya que cada persona colocó su silla de acuerdo con el criterio dado por el conductor, cada persona eligió sentarse junto con aquellas personas que le fueron cercanas en cuanto a ser conocidas en la convivencia de cada fin de semana o que se percibían mutuamente abiertas a compartir juntas la experiencia. También podemos añadir que esto fue un acontecimiento, situación que acontece a partir de una vivencia, (movilizarse e interactuar, en lo manifiesto: colocarse frente al escenario, en lo latente: interactuar y colocarse cercano a las personas que se conocen, esto les ofrece seguridad). 

       El siguiente momento que podemos destacar es el inicio de la relación propiamente dicha, del conductor y la compañía con el auditorio. Es el lazo que se hace al verbalizar el propósito del teatro playback, el significado del ritual y el camino que se emprenderá en lo sucesivo. Chuhcan inició con la técnica de la “escultura fluida”; esta escultura posee la virtud de lograr conectar a los participantes con imágenes diversas, hemos constatado que la versión donde no se verbaliza, es mucho más poderosa, a la hora de identificar historias. En lo manifiesto: los actores movilizan su cuerpo a diferentes ritmos, la música se deja escuchar y acompaña el movimiento, lo latente: evoca imágenes, recuerdos e historias, es una fuente inagotable de posibilidades.

       Lo primero que viene a la cabeza para pensar es que existe un poderoso prejuicio en la sociedad en relación con las personas con algún problema mental, llama la atención que quién comparte una historia desde un inicio sea Mauricio, él es uno de los pacientes. Es así que Mauricio levanta su mando y dice que tiene una historia que contarnos. Antes de continuar, pensemos en algo importante; a pesar de ser esta una reunión festiva, existe en la atmosfera el tema hospitalario y el de la enfermedad, y en mayor grado el del personal médico. La historia de Mauricio permitió mirar dos aspectos importantes de la misma, la primera ofreció un aspecto tácito y concreto, la escena muestra movimientos, sonidos, expresiones, incluso de ansiedad; el bosque, el cazador y los venados, el segundo ofreció, por así decirlo, aspectos abstractos a través de metáforas implicadas en la acción de los actores.

       La primera es la “escena clásica”, a todas luces se mira lo manifiesto; los venados y el cazador, unos se ocultan para salvar la vida, el otro busca para quitárselas. Aparentemente la historia se suscribe a una fantasía, no es una historia personal tal cual, generalmente se suele pedir que el narrador cuente una historia personal, en este contexto hay que tener calma, para sacar la riqueza de la historia, hay algo en la historia que llama la atención, por lo que para mirar lo latente, se pide a los actores otra técnica para desvelar el lado oculto de la que efectivamente sí corresponde al mundo interno de la historia de Mauricio. Un “tablo sencillo”; aquí la construcción abstracta de la composición de los actores logra su objetivo, cada actor expresa con el cuerpo, tal vez valor, solidaridad y orgullo. Mauricio capta el mensaje en uno de los actores que levanta su brazo hacia el cielo, mientras los demás expresan con el cuerpo fuerza, temor, orgullo, etc.

       Boria (2011) escribe en relación a la expresión o mensajes del cuerpo lo siguiente: En la vitalidad del cuerpo y de su acción se mueve una parte muy interesante de la existencia humana. Es en el cuerpo en donde primariamente se “imprime” la esfera de las emociones, de las activaciones físicas y de las respuestas fisiológicas a los estímulos internos y externos, en una dimensión prevalentemente implícita de la existencia. Experiencias de intercambios y de contactos corporales, sensaciones, imprevistas activaciones fisiológicas frente a situaciones de peligro, emociones vividas intensamente: todo confluye en nuestra vida interna, contribuyendo así, a la definición de nuestra felicidad o sufrimiento. […]Los procesos que organizan nuestras respuestas corporales y nuestra acción espontánea mientras se está en interacción libre, son en parte procesos primarios, de carácter preconsciente e inconsciente. Los elementos de los cuales se componen son frecuentemente excluidos del campo de la conciencia y se alojan en una dimensión corporal y actuada, de donde- en la movilidad del trabajo psicodramático –pueden ser actuados para ser vistos y vivenciados. (Boria: 2011: Studio di Milano: s/n)

       A reserva de equivocarnos, lo que hubo detrás de la historia de Mauricio es que, al mirar a los venados y el cazador, podríamos decir que la envestidura de venados representan los iguales, pacientes que acuden al hospital, y el cazador tenía la envestidura de médico, el que pretende darles de tiros (reproches) si no hacen lo que él quiere. Porqué esta afirmación, evidentemente no partimos de un dispositivo que reitere un análisis sobre el comportamiento de los sujetos actuantes en la historia. Estamos hablando de mirar lo que sucede en el escenario, con los personajes y el desarrollo de la historia.

       “Presentación en la Universidad del Valle de México, en la clase de Psicopatología[2]. Los presentes son alumn@s de la clase de psicología. La maestra es quién nos presenta, ella comparte que ha pedido a sus alumnos que pensaran en alguna historia personal, donde se ponga el acento en alguna psicopatología. La experiencia inicia con una explicación sobre el teatro playback, muchos de los presentes no saben qué es y para qué se hace, así que el conductor se da a la tarea de poner al día a la que es ahora la audiencia. Como es costumbre se inicia con una “escultura fluida” en dos etapas: la primera es movimiento con el cuerpo y la segunda movimiento corporal y verbalización de sensaciones que captan los actores de la atmosfera del lugar y la audiencia. Esta manera de empezar dio sus frutos, ahora compartamos la historia de Alicia. Ella es la segunda mujer en contar su historia; “yo soy maestra en una secundaria, doy la clase de Química, una de las alumna que venía con alto rendimiento académico empezó a bajarlo, empecé a preocuparme por ella, le pregunte varias veces que sucedía y me respondía cualquier cosa, hasta que hablando con sus amigas de la escuela me dijeron que tenía problemas y que quería suicidarse. Esto me sobrecogió y me dispuse a hacer algo, hable con la madre de ella para que hiciera algo. La niña fue sacada del colegio, yo ya no supe nada y me sentí angustiada, pasó un tiempo y la niña regresó, ya no era la misma relación, pero algo había cambiado en ella. Yo no supe que paso, no se me informo nada, pero me dio gusto verla de nuevo. La técnica que se emplea es “dos actores y coro”, la narradora elige a los actores: Maestra y joven alumna, en esta técnica permite que el coro pueda participar activamente, ya sea desde el coro o incluirse en la escena como algún personaje importante. Corre la escena, la música se escucha y los personajes representan la historia de Alicia. Alicia habla con su alumna, mientras el coro verbaliza aspectos del entorno de la historia, voces, sonidos, etc. Finalmente la madre se lleva a la alumna, y Alicia no sabe nada de ella, se siente triste, se reprocha no haber hecho suficiente por la niña. Hasta aquí termina la representación, el conductor pide a la narradora que ingrese al escenario y que se coloque frente a la niña (actriz) y le sugiere que le diga eso que no pudo decirle en otro momento, y que ahora que la encuentra se lo diga. Alicia se emociona y le comparte eso que siente, la niña solo la escucha, se le acerca y le da un saludo de despedida, ambas se abrazan. Alicia regresa a su lugar expresando una sensación de alivio y gratitud”.

Comentarios

      Ya se había dicho sobre la atmosfera del lugar, esta fue confrontada por los actores a través de su primera intervención con la “escultura fluida”, las dos maneras de abordar la escultura, permitió evidenciar los temores de las personas presentes, ya que al verbalizar los supuestos pensamientos de la audiencia, se logró que estos los despejaran y fluyeran libres de ansiedad. Forjar una relación cordial con el auditorio es una empresa que se antoja difícil, pero es posible gracias a los acontecimientos que se lograron activar (reunión en clase de psicopatología, historia relacionada con la clase, introducción de la maestra, presentación del conductor, entre otras). El tele es un fenómeno que atañe al ser humano, forma parte del desarrollo de la idea de Moreno sobre sociometría, y representa la percepción sana hacia los otros, este fenómeno se presentó, como en otras ocasiones, y permite entre otras cosas, experimentar la sensación de bienestar y cuidado, y mantener una presencia relevante en la función.

       La escena que se desarrolló al inicio con la técnica de “dos actores con coro”, representa la escena manifiesta, se escenificaron los elementos que compartió Alicia, no obstante, esta le devolvió a manera de un espejo, datos fundamentales en tono emocional y profesional que le hicieron reflexionar la función que realiza como maestra de Química. Al finalizar la escena, había un espacio vacío, algo que no se pudo decir, vivir un momento con la niña, expresar lo que sentía por ella. El conductor dio paso a la escena latente, aquí el conductor hace posible que Alicia pueda decirle a la niña su preocupación y angustia vivida al no saber nada de ella, finalmente pudo despedirse de la niña.

       Pasar al escenario y lograr cumplir un deseo o fantasía, dentro de lo posible, coloca al narrador en una situación donde vivirá ese momento y experimentará con sus emociones de por medio, algo que no ocurrió y esto, según Moreno, permite el desarrollo de roles poco o nada desarrollados, ofreciendo una experiencia que lo enriquece.

       Boria (2011), analiza su visión de rol en el psicodrama, y nos ayuda a comprender la manera en que se despliegan en el escenario los datos necesarios, para que el conductor de teatro playback siga de cerca el desenvolvimiento de los acontecimientos a dos vías: lo que sucede en el escenario y lo que se va despertando en la audiencia. “El psicodrama, como el teatro, ofrece a la percepción de las personas presentes (actores y espectadores) una secuencia de acciones explicitadas en el espacio escénico. Tales acciones para ser legibles, requieren que los diferentes componentes del Sí agente, se organicen en forma tal, para hacer evidentes los aspectos de la interacción bipolar (rol-contra-rol): por esto el encuadre psicodramático se estructura de modo tal, al favorecer la organización de la totalidad del Sí en una acción viva, que de forma concreta, plástica y operativa a las dinámicas relacionales. Tal acción no pierde nunca la concreción y, por tanto, tampoco  la perceptivilidad que permite llegar a una representación mental del rol.” (Boria: 2011: s/n) 

       En psicodrama se emplea una herramienta física, para que la persona pueda mirarse frente a la escena, activando mecanismo de descentramiento perceptivo, y así comprender los contenidos latentes y manifiestos de la escena. En teatro playback se trae al narrador cerca de la escena, con el mismo propósito, mirar su historia de cerca e imaginar que él o ella se encuentran en el desarrollo de la escena, es un juego con la realidad y la ficción del teatro. “El actor protagonista se encuentra en posibilidad no solamente de actuar y entrar en contacto con la realidad y los otros significativos que la pueblan en la escena psicodramática, sino de aprender a reflexionar sobre ella, y sobre sí mismo, representándose los cambios provocados por este encuentro fecundo. La actitud espontánea constantemente promovida en el psicodrama, motiva no solamente la apertura a lo nuevo en términos de acción, sino que mantiene un proceso representacional del Sí en continua construcción”. (Boria: 2011: Studio di Milano: s/n) Tal juego es el de imaginarse en el lugar de los actores y expresar los contenidos psíquicos para lograr una reconstrucción relacional fecunda y nutricia, como le sucedió a Mauricio y Alicia.

Referencias bibliográficas

Blatner, Adam (2005) “El Psicodrama en la Práctica”. Pax. México.

Boria, G., et. al. (2001) “Metodología de Acción para una Existencia Creadora; el Psicodrama Clásico”.  Itaca. México.

_______ (2005) “Psicoterapia Psicodrammatica”. FrancoAngeli, Italia.

_______ (2011) “El Rol en la Clínica Psicodramática”. Studio di Milano.

Italia. 

Boal, A. (2004) “El Arco Iris de los Deseo”. Alba Editores. España.

Brenes           A.,        et.        al.        (2008)            “Psicodrama”,          en       “Seis Enfoques Psicoterapéuticos”. Manual Moderno. México.

Buber, M. (1998) “Yo y Tú”. Caparrós Editores. Madrid.

Bustos, D. (2007) “Manual de Psicodrama”. RV Ediciones. Argentina

________ et. al. (1985) “Nuevos Rumbos en Psicoterapia Psicodramática”. Momento. Argentina.

Dotti, L. (1998) “Métodos y Técnicas Psicodramáticas en la Formación y en la Intervención Social”. FrancoAngeli. Italia.

_______ et. al. (2011) “Storie che curano”. FrancoAngeli. Italia

Filgueira, M., et. al. (2009) “Manual de Formación de la Asociación Española de Psicodrama”.  Asociación Española de Psicodrama. España.

Fischer-Lichte, E. (2011) “Estética de lo Performativo”. ABADA Editores. Madrid.

Garavelli, M. (2003) “Odisea en la Escena”. Brujas. Argentina.

Garrido, E. (1978) “Psicología del Encuentro”. Graficas Ortega. España

Marineau, R. (1989) “La Biografía de Moreno”. Lumen. Argentina.

Menegazzo, C. (1981) “Magia, Mito y Psicodrama”. Paídos. Argentina.

Moreno, J. (1969) “El Psicodrama”. Lumen-Hormé. Argentina. 

_________ (1993) “Psicodrama”.  Lumen-Hormé. Argentina.  

_________ (1972)  “Fundamentos de Sociometría”.  Paidos. Argentina. 

__________ (1977) “El Teatro de la Espontaneidad”.  Vancu. Argentina. 

_________ (1983) “Psicoterapia de Grupo y Psicodrama”. Fondo de Cultura Económica. México.

Nieto, L. et. al. (2010) “Beyond Inclusion, Beyond Empowerment, Cuetzpalin. Olimpia-Washinton. E.U.

_________ et. al. (2010) “Healing Collective Trauma” Using Sociodrama and Drama Therapy. Springer Publishing Company. E.U. 

Rispoli, L. et. al. (2000) “Misurare lo Stress”. FrancoAngeli. Italia.

________ (2004) “Esperienze di Base e Sviluppo del sé”. Franco Angeli.

Italia.

Rizzolatti, G. et. al. (2006) “Las Neuronas Espejo”. Paidos. España.

Salas, J. (2005) “Improvisando la Vida Real”. Nordan. Uruguay.

Sánchez, M.E. (2000) “El yo y el nosotros”. Ed. ITACA. México.

Sánchez, M.E. y Pérez R. (2007) “El Caballito de Troya”. Inédito. México.

Schützenberger, A. (2008) “¡Ay Mis Ancestros!”. Taurus. Argentina.

Sims, A. (2008) “Síntomas Mentales”. Triacastela. España.

Pérez, R. (2007) “Un modelo de Intervención” en “Emociones, Estrés y Espontaneidad”. Itaca. México.

Pérez, R. (2012) “Teatro e Improvisación”. Lomo Sapiens. México.

Rojas, J. (1997) “Teoría y Técnica Psicodramática”. Paidos. España.

Torres, P. (2015) “Sangra la Escena”. Edras. Chile.

Yalom, I. (1984) “Psicoterapia Existencial”. Ed. Herder. Barcelona.

Referencias electrónicas:

Fox, J.  Articles Playback Centre. www.playbackcentre.org

Miller, C. “Souldrama”.//www.counseling.org/docs/…/vistas_2006_miller.pdf?sfvrs.